Especialistas en sanidad: auxiliar de enfermería en quirófano

Auxiliar de enfermería en quirófano

Una de las especialidades sanitarias que tiene más salida dentro del cuerpo de enfermería es la de auxiliar de enfermería en quirófano. Es un trabajo para el que hay que valer pues se ven más cosas que en planta, pero también es gratificante poder ayudar a cirujanos, anestesistas y enfermeros a salvar o curar a una persona.

Para poder emplearse en un centro privado o superar una oposición pública primero es necesario tener formación de auxiliar de enfermería. ¿Crees que puedes con el reto de ser auxiliar de enfermería en quirófano? Veamos.

 

Un destino sanitario guiado por la vocación

Trabajar como auxiliar de enfermería en un quirófano no es ninguna broma. Todas las tareas de estos operarios tienen mucha valía, pero la presión y la dificultad son máximas cuando se encuentran colaborando con un equipo en plena cirugía.

¿Tienes carácter para aguantar situaciones estresantes como estas? ¿No eres demasiado aprehensivo? ¿Te gustaría formar parte de la comunidad sanitaria? La respuesta inicial que necesitas oír es que debes hacer un curso de auxiliar de enfermería para poder especializarte después.

Pero vayamos por partes. Te explicamos un poco las tareas de este departamento. Lo primero para llegar hasta esa zona de un centro hospitalario es, sin duda alguna, que el auxiliar tenga vocación de ayuda a los demás. Este perfil es imprescindible a la hora de apoyar intervenciones.

Si das el paso de formarte y pedir destino en un quirófano no solo tendrás que coordinarte con el amplio equipo médico ayudando en lo que te pidan, sino que te tocarán las labores de limpieza del material.

Como auxiliar de enfermería en esa área te corresponderán la colocación y reposición de las herramientas quirúrgicas al tiempo que te conviertes en una de las personas que tendrá como referencia el paciente.

¿Por qué te buscará el enfermo? Porque te ocuparás de cubrir sus funciones más básicas mientras esté en quirófano o en sus instalaciones de pre y post operatorio. Es decir, tendrás que asearlo, ponerle los correspondientes sueros o lo que te encarguen.

 

Funciones que han cambiado, pero no sobre el papel

Al mismo tiempo que ha ido evolucionando la medicina y el trabajo de todos los profesionales vinculados a ella, las ocupaciones del auxiliar de enfermería en quirófano no son las mismas que hace unas décadas.

Sin embargo, el Estatuto de Personal Sanitario no facultativo de las instituciones sanitarias de la Seguridad Social sigue vigente desde abril de 1973. Así lo confirma el hecho de que el Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España continúe utilizándolo como referencia.

Según este documento las tareas a cumplir en los “departamentos de quirófano y esterilización” serían:

  • El cuidado y reposición de batas y toallas.
  • El arreglo de guantes y la confección de apósitos de gasa u otro material.
  • La limpieza del instrumental quirúrgico.
  • La ordenación de las vitrinas y el arsenal.
  • Todas aquellas actividades que faciliten las funciones del médico y el resto del equipo.

 

Un perfil que ha ganado responsabilidad y reconocimiento

Es cierto que muchas labores coinciden pero hoy en día van más allá. Si quieres convertirte en auxiliar y velar porque las intervenciones salgan bien necesitas unos conocimientos y una cualificación concreta. Es preciso que sepas los protocolos existentes y que estés familiarizado o familiarizada con el ámbito quirúrgico.

Porque en la actualidad (o a corto plazo, mientras obtienes la formación necesaria con un curso de auxiliar de enfermería) prepararás todo el material quirúrgico, pero también identificarás a cada paciente. De ti dependerá que la entrada al quirófano cumpla los estándares establecidos.

Te ocuparás de distribuir el material entre los distintos cirujanos y también puedes ser requerido para sondar o fijar las vías de la persona que esté siendo operada.

En comparación con lo que se pedía en 1973 para cumplir el perfil de auxiliar de enfermería en estos espacios, esta profesión ha ganado valía, responsabilidad y reconocimiento. Los compañeros ya en activo son los que controlan al paciente durante la intervención y advierten al resto del equipo cómo va.

También colaboran con los anestesistas preparando los tratamientos. La lista parece no acabarse porque lo mismo tienen que ejercer de electricistas en la comprobación de las lámparas que de celadores en el traslado de la cama a la camilla.

Cuando alcances tu meta de ser auxiliar de enfermería en quirófano supervisarás con especial atención el traslado de personas que lleven sondas, drenajes o alguna extremidad lesionada. Además, estarás siempre cerca de las personas mientras superan la fase de postoperatorio.

 

Requisitos para ser un buen auxiliar en el departamento quirúrgico

Ahora que ya sabes todo el trabajo que tendrás y que te has preparado mentalmente para eso y para soportar imágenes que no son aptas para todos los públicos, fíjate en qué requisitos te garantizarán el éxito profesional:

  • Capacidad para seguir órdenes con exactitud
  • Ser ordenado u ordenada
  • Tener capacidad para trabajar bajo presión
  • Estar atento a todos los detalles por ínfimos que parezcan
  • Disponer de una buena comunicación para entenderte con todo el equipo sanitario y con los enfermos
  • Ser hábil con las manos para manejar el instrumental
  • Conocer el nombre de las herramientas que pedirán los cirujanos para no entorpecer una operación

 

El salario es más elevado en la sanidad pública que en la privada

El trabajo de auxiliar de enfermería tiene un salario más o menos aceptable en función de dónde se ejerza. Normalmente cobrarán más los empleados de la sanidad pública que los de la privada.

Según algunos expertos en los hospitales y centros privados los sueldos se fijan en los convenios colectivos de cada empresa. Por eso, sin contar con complementos de destino al quirófano, la retribución anual oscilaría entre los 12.000 y los 15.000 euros brutos.

En la sanidad pública lo que se recibe es mayor porque hay pagas de destino, complementos por la ubicación geográfica, subidas por la antigüedad que se vaya ganando y una base salarial más elevada. Aún así, es complejo dar una cifra concreta.

Lo que está asegurado es un buen sueldo y un puesto de trabajo para toda la vida, pero antes hay que superar una convocatoria de oposiciones.

 

¡Prepárate para colaborar en la mejora de los enfermos!

¿Por fin te has decidido a seguir tu vocación sanitaria y ser auxiliar de enfermería en quirófano? Como lo principal es que te formes nosotros te ayudamos a escoger un curso de auxiliar de enfermería que cumpla con tus demandas.

¡Ya estás un paso más cerca de ayudar a salvar vidas!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;