Herramientas del personal trainer: material para entrenamiento funcional

Material entrenamiento funcional - curso entrenamiento personal

¿Sabes cómo es el material para entrenamiento funcional? Seguro que has oído por ahí que la última tendencia en prácticas deportivas es el entrenamiento funcional. Con este sistema, los entrenadores personales adaptan la tabla de entrenamiento a las necesidades de salud de cada cliente. En vez de entrenar un solo músculo, los expertos preparan rutinas en las que salen a jugar distintos grupos de músculos.

Pero dejar de lado las máquinas de cardio de toda la vida no implica hacer ejercicio sin herramientas para ello. El material de entrenamiento funcional combina algunos elementos de otras disciplinas con objetos que teníamos olvidados. Si te has animado con esta práctica, puedes convertirla en tu profesión con un curso de personal trainer.

 

¿Qué es el entrenamiento funcional?

Antes de ponerte a rebuscar en las páginas web de grandes cadenas deportivas el material de entrenamiento funcional (si consultas por internet también puede estar escrito como functional training) o empezar a dar clases, recuerda en qué consiste esta forma de preparación física.

Guarda unos minutos más tu tarjeta de crédito y piensa en si primero te compensa apuntarte a una formación para convertir el entrenamiento personal en tu nueva salida laboral. Luego podrás adquirir los utensilios que necesites.

La también llamada gimnasia funcional es un formato de entrenamiento que trata más de ayudar al cliente a mejorar el movimiento en sus tareas diarias que de darle más musculatura o hacerle bajar de peso.

Aunque se consiguen estas dos últimas mejoras corporales, se trabajan los músculos por grupos o cadenas que van acostumbrando al cuerpo a optar por más movimientos inteligentes y menos acciones basadas en la fuerza. El CrossFit, también en auge, sería un ejemplo de entrenamiento funcional.

Si te propones estudiar un curso de personal trainer y te especializas en esta disciplina, tendrás que pensar en las características y las dolencias de cada persona a la que entrenes. Igualmente debes tener en cuenta su forma física para ponerle ejercicios.

 

Una lista de herramientas muy amplia

Los ejercicios pueden ser tan variados como invente la mente del profesional deportivo por lo que el equipo para entrenamiento funcional también resulta muy amplio. En una clase oficial es un gimnasio o la oficina del personal trainer se suele utilizar este material de entrenamiento funcional.

  • Bandas elásticas. Son unos de los elementos más básicos para este tipo de gimnasia. Con ellas se pueden hacer muchos ejercicios e involucran prácticamente todos los músculos del cuerpo.
  • Las tradicionales barras de madera que había en los pabellones de los institutos vuelven a tener sentido con el entrenamiento funcional. Se usan sobre todo para estiramientos y otras rutinas para mejorar las posturas.
  • Balones medicinales. Las pelotas con peso le servirán al entrenador personal para poner a punto zonas como los brazos o el tronco.
  • Con lanzamientos y otras prácticas permiten aumentar la resistencia y la coordinación de los alumnos.
  • Cajas pliométricas. Son cajas de diferentes alturas para practicar saltos mejorando la fuerza en los músculos del tren inferior.
  • Otro básico son las barras, los discos y las mancuernas. Con estos elementos se entrena la resistencia muscular.
  • Kettlebell o pesas rusas. Aquella herramienta vintage ha vuelto a ponerse de moda. Para que te hagas una idea de cómo son: se trata de pesas redondas con un asa para elevar con una o las dos manos. El profesional del deporte las usará para mandarte balanceos, cargadas o arranques. Aunque se podría trabajar sin ellas en los ejercicios de suelo, ayudan a prevenir lesiones.

Los expertos consideran que las cintas de suspensión son muy buenas para empezar con el entrenamiento funcional de ejercicios más difíciles. El desgaste se hace con el propio peso del cuerpo, por lo que también colaboran en que las personas ganen estabilidad.

En esta amplia caja de herramientas también se pueden encontrar combas y cuerdas, rodillos de foam o foam roller, cinturones de entrenamiento o cronómetros para medir los tiempos.

Si completas tu formación con un curso de personal trainer y ofreces tus servicios a domicilio no podrás movilizar todo el equipo pero sí una parte. Y lo mismo ocurre si te vienes arriba y decides dar una clase al aire libre para que al cliente le resulte más amena o menos agobiante.

 

Elementos con los que puedes practicar en casa

Si no aguantas el ansia, vayas a ser profesional o no, puedes practicar algunas rutinas sencillas en casa. Pero ten en cuenta que podrías lesionarte al no contar con un control personalizado. En todo caso, el material de entrenamiento funcional que se puede ver normalmente en los hogares en más sencillo.

Por ejemplo, se usa el bosu o la media pelota cortada, que está pensada para practicar el equilibrio. El forzar los músculos del tronco para mantenerse encima también fortalece el core. Otro elemento familiar son las cintas TRX. Sirven para hacer rutinas de suspensión combinando el propio cuerpo y estas cintas como resistencias. En el mercado también existen arneses para este tipo de prácticas.

La pelota que acostumbramos a ver en las clases de pilates es otra herramienta que puedes usar en casa. Sobre todo sirve para mejorar la postura, pero puedes hacer abdominales o elevaciones de cadera, por ejemplo.

Y si no tienes estos elementos siempre puedes rescatar los cajones de cuando el aeróbic era tendencia global. Ahora vuelven a estar de moda como parte del equipo para entrenamiento funcional. Mejorarás la fuerza y los músculos de las piernas.

 

Beneficioso para la calidad de vida

Tanto desde el punto de vista deportivo como si vas a ser un futuro estudiante para encontrar un empleo de entrenador personal te gustará saber que el entrenamiento en el que te vas a especializar tiene muchas ventajas.

Los ejercicios que se hacen sirven para quemar grasa, por lo que se adelgaza. Pero los beneficios que más gustan a los clientes son la mejora de la postura y que se sienten más estables. Además, si se espera a estar vigilado por un profesional se evitan muchas lesiones porque las rutinas han sido elegidas teniendo en cuenta la historia previa del cliente con el deporte y sin él.

 

¡Lánzate a estudiar para ser entrenador personal!

Entendemos que, con todo lo que has leído sobre el material de entrenamiento funcional, esta disciplina habrá acabado de conquistarte. Si ahora la quieres convertir en un trabajo bien remunerado debes contar con una formación previa para saber cómo actúa el cuerpo humano al hacer deporte.

Nosotros te ayudamos a encontrar el curso de entrenador personal que mejor encaje contigo. ¡Pon ese cronómetro en marcha y conquista tu futuro en tiempo récord!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;