Funciones del educador infantil

funciones del educador infantil

Si eres un apasionado de los niños y de la enseñanza este artículo te encantará, lee atentamente porque te desvelamos cuáles son las funciones del educador infantil. Esta profesión es altamente gratificante, y si decides formarte como educador, tu responsabilidad será la de instaurar las bases de conocimiento, valores y conducta de los más pequeños, ¡casi nada!

El educador infantil desempeña una serie de funciones que abarcan tres ámbitos de actuación complementarios. Veámos cuáles son.

 

Funciones relacionadas con la atención directa a los niños

  • Atender sus necesidades básicas.
  • Promover su autonomía y confianza.
  • Organizar el ambiente.
  • Establecer rutinas diarias.
  • Promover determinados aprendizajes.
  • Enseñar juegos, cuentos y canciones.
  • Incorporar nuevas actividades.
  • Crear situaciones de comunicación e intercambio.

 

Funciones relacionadas con los padres

  • Recoger información sobre el niño para comprender su espacio vital.
  • Informar a los padres sobre diversos aspectos, como los logros y progresos del niño.
  • Hacer partícipes a los padres de los propósitos educativos.
  • Tratar con ellos los problemas y dificultades.
  • Estar atento a las necesidades de la familia y colaborar dando pautas de crianza.

Relación con el equipo de trabajo

  • Intercambiar experiencias de estudio, de formación o de supervisión.
  • Implicarse personalmente en el equipo.
  • Aportar ideas y argumentos.
  • Participar activamente.
  • Escuchar.

 

“La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser” Hesíodo

Además de estas funciones genéricas tanto con los alumnos, como con sus padres y con el resto de miembros del equipo de educadores, el educador infantil desempeñará una serie de funciones específicas en su día a día.

 

Función de programación educativa

El educador infantil tiene que hacer una previsión fundada de objetivos, contenidos, metodología, recursos, evaluación, organización espacial y temporal y adaptarlas a sus condiciones concretas y a las de sus alumnos.

 

Función de diagnóstico

El educador debe conocer las características específicas de los alumnos con los que va a trabajar. Es su labor encontrar sus intereses y motivaciones, los conceptos previamente trabajados y las relaciones con los compañeros y el centro.

Además, tendrá que detectar cualquier tipo de dificultad de aprendizaje con el objetivo de corregirla posteriormente y tratarlas con el resto de profesores: retrasos en el aprendizaje, necesidades especiales, absentismo escolar, detectar cual es el clima familiar…etc.

El educador infantil tiene la responsabilidad de motivar a sus alumnos, hacerlos sentir cómodos en el centro y con sus compañeros y tratar de mejorar y comprender el ambiente en su familia, para fomentar un desarrollo correcto.

Función de intervención educativa

En su función formativa existen varios aspectos a tener en cuenta:

  • Crear un ambiente que estimule y oriente la actividad de los niños.
  • Inculcar hábitos positivos a sus alumnos.
  • Comprobar los intereses del niño para que este tenga los medios para llevar a cabo sus propias iniciativas y actividades.
  • Apoyar el desarrollo afectivo de los pequeños, transmitiendo seguridad y confianza en sus capacidades.
  • Crear nuevos retos y plantear problemas que el niño pueda resolver por si mismo, para que siga creciendo intelectualmente.

 

Función de evaluación

Otra función del educador infantil será la de evaluar, junto al resto del equipo docente, los resultados del programa educativo, así como el propio aprendizaje del alumno. Su objetivo será la mejora continua de los niños, tanto en la propia actuación del profesor como en el propio alumno.

 

Función de relación

No debemos olvidar la función de relación, ya que como hemos citado anteriormente, el educador infantil debe tener una relación adecuada con el resto de miembros de su equipo y con los propios padres, promoviendo la comunicación entre todos ellos para atender mejor las necesidades del alumno.

«El mejor medio para hacer buenos a los niños es hacerlos felices.» Oscar Wilde.

Todas estas funciones son desarrolladas durante la formación en educación infantil, que prepara a los educadores para poder desarrollar su actividad en colegios, guarderías, granjas-escuela y todo tipo de centros educativos para los más pequeños.

Si estás pensando en formarte como educador infantil, analiza y ten en cuenta tanto tus habilidades como tus intereses. Recuerda que el trabajo de un educador, por encima de todo, debe ser vocacional. Matricúlate en los mejores Cursos de Educación Infantil, para que hagas tu sueño realidad y desarrolles tu vocación enseñando a los más pequeños.

Recuerda que los “profes” del cole nunca se olvidan y marcan de forma decisiva nuestra vida y nuestros recuerdos, de ahí que las primeras enseñanzas sean tan importantes y requieran una gran responsabilidad. Llámanos e infórmate sin compromiso. ¡Te esperamos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;