Perfil de un técnico de radio

curso técnico de radio

¿Eres más de radio que de televisión? ¿No puedes dormirte sin encender el transistor cada noche ni ir en coche sin buscar tu frecuencia favorita? ¿Te gusta el trabajo de los locutores pero lo que de verdad te interesa es conocer quién crea la magia técnica para que los puedas escuchar? Parece que llevas un técnico de radio en potencia en tu interior.

Para trabajar en la radio como encargado de sonido necesitarás una formación que puedes adquirir haciendo algún curso especializado. Pero antes veamos si te adaptas al perfil requerido.

 

¿Qué características debe tener el experto en sonido?

Para ocupar una sala de sonido de una emisora radiofónica a nivel profesional se necesitan unos estudios previos. No se permite que cualquier persona trabaje en estos espacios sin unos conocimientos mínimos. Las empresas tienen muy presente lo caros que son los equipos de emisión. Siempre buscarán un perfil de técnico de radio que saque el trabajo adelante sin poner en riesgo esa inversión que se hizo en material básico.

Hay veces que un periodista puede llevar un programa de radio desde la sala técnica (también conocida como pecera) porque en la carrera se dan algunas nociones técnicas pero, de manera habitual, se requieren profesionales con formación específica como técnicos de sonido.

Actualmente existen distintos cursos en el mercado formativo que se adaptan a todas las circunstancias personales.

Para entrar en plantilla no solo hay que saber la teoría, la práctica y el perfil del operario son muy importantes para los dirigentes de una emisora. Un técnico de radio tiene que ser rápido a la hora de trabajar. Su puesto es fundamental para que no haya rupturas en la locución ni en la emisión y tiene que estar capacitado para ejecutar varias acciones en cuestión de segundos.

Se le encargará desde pasar llamadas al directo hasta introducir cortes de audio pregrabados pasando por crear efectos de sonido. Cada vez es más habitual que tengan que conectar directamente con los redactores que están buscando información en la calle. Si sus compañeros no tienen margen de volver a la redacción antes de los informativos, entrarán en directo a través de sus móviles con la ayuda del técnico.

En casos muy concretos, también puede tener que participar en un programa como locutor. Por eso es fundamental que si quieres ser técnico de radio entrenes tu capacidad de concentración. Tengas una o varias tareas delante, tienes que ser capaz de controlarlas todas sin que se te vaya de las manos un informativo u otro espacio y sin perder los nervios.

 

Funciones con destreza manual y buena escucha

También se exigirá una agilidad y una destreza mínimas en el manejo de los equipos de sonido, que suelen estar todos juntos en la mesa técnica. Pese a esa cercanía, hay que tener cuidado de no tocar el botón o el cable que no corresponde. Otra de las cuestiones básicas es escuchar bien, es decir, no tener ninguna discapacidad que impida desarrollar la labor propia de estos profesionales.

No solo dan paso a cortes o llamadas, también vigilan que no haya ruidos de fondo o interferencias que estropeen el audio de una producción.

Ser capaz de asumir esta petición es todavía más importante cuando se emite un programa desde exteriores, ya sea desde la calle o en un teatro. Evitar el descontrol entre los invitados de una tertulia, por ejemplo, también puede ser su responsabilidad cerrando los micrófonos a tiempo. En este caso, se comparte la tarea con el moderador, que fijará los turnos de palabra.

 

El arte de ser sonidista

Si bien es cada vez menos habitual en la radio de hoy en día, un técnico de sonido también puede tener el encargo de crear efectos de sonido o mezclar distintos audios para crear un sonido diferente a los originales. Esta tarea era más habitual cuando se hacían más proyectos de ficción radiofónicos. Por ejemplo, es el caso de las radionovelas de antaño en las que de un objeto cotidiano salía toda una fantasía de ruidos hacia las ondas.

Esta práctica cada vez más en desuso convive en el tiempo con la adaptación a la sonorización digital. Por eso, si deseas ser técnica o técnico de radio es fundamental que hagas un curso de técnico de sonido. Es muy importante salir del centro de estudios con información de cómo está evolucionando la radio a nivel tecnológico.

 

Otras posibles ventajas competitivas

Hay mucha gente interesada en trabajar en el mundo audiovisual. Por ello siempre es positivo contar con alguna ventaja en el currículum que haga que la empresa se decante por uno a la hora de contratar. Después de todo, esta profesión es estable y está bien pagada.

Por eso, si te lanzas a perseguir tu objetivo, estudias y llegas al proceso de entrevistas es importante que demuestres ciertas destrezas o que indiques que las tienes en el currículum.

  • Tener conocimientos de los distintos equipos de sonido del mercado.
  • Estar interesado o interesada en la producción y grabación de sonidos de alta calidad.
  • Disponer de habilidad para dar una alternativa si algo no sale como estaba planeado.
  • Ser organizado para poder trabajar con distintos equipos a la vez.
  • Capacidad de prestar atención a los detalles y de entender los dibujos técnicos.
  • Conocer y saber manejar programas, aplicaciones y softwares de edición y tratamiento de sonido. Hay que mantenerse actualizado por los procesos de digitalización en marcha.
  • Conocimientos para colocar y manejar los micrófonos y los altavoces.
  • Saber utilizar los reproductores de música y comprender los tiempos radiofónicos.

Será básico que seas una persona puntual para no echar a perder el trabajo de los demás ni entrar tarde en la parrilla de programación de la emisora.

El sueldo de un especialista

En algunas páginas web de comparación de salarios se indica que un técnico de un programa de radio puede cobrar actualmente entre 7,58 euros y 23,46 euros brutos cada hora de trabajo. Sin embargo, no es un dato cerrado. Hay que tener en cuenta que lo que cobres como especialista de este sector va a depender de distintos aspectos como la antigüedad, si es un puesto fijo o si tienes personal a tu cargo.

Si consigues un puesto en plantilla, en el que estarás en el control en distintos espacios informativos o de entretenimiento, puedes percibir entre 1.300 y 1.600 euros al mes.

Si te llaman para momentos puntuales, como refuerzo, o eres autónomo y compatibilizas la radio con otros proyectos puedes alcanzar una retribución de entre 300 y 600 euros por tus servicios. También depende del tamaño de la emisora en la que estés.

 

Acelera el ritmo de tu formación profesional

¿Crees que cumples con todos los requisitos necesarios para ser técnico de radio? Da el paso e inscríbete en un curso de técnico de sonido. ¡En Cursos.es te ayudamos a encontrar el que mejor se adapte a tus objetivos! La oferta online es igual de valiosa que la presencial con la ventaja de que te permite tener tus propios horarios.

¡Fórmate ya para encontrar un trabajo fijo en tu emisora favorita!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;