Profesionales en educación: trabajar en comedores escolares

Trabajar en comedores escolares - educación infantil

Las oposiciones no son la única salida laboral de los profesionales en educación. Los expertos en educación infantil tienen gran bolsa de trabajo que se abre en otros sectores a medida que la sociedad le da más importancia a la atención a la infancia. Si tu sueño es encaminar tu futuro por esa vía necesitas una formación previa con un curso de educación infantil de calidad. Después puede haber un puesto esperándote en una ludoteca o para trabajar en comedores escolares.

“Yo les enseñaría a los niños a ser buenos, con una bondad que yo conozco… cuando sea maestro. Les ayudaría a encontrar la felicidad que tienen tan cerca, aunque no lo parezca” (Alain Fournier)

Cada vez es más necesario personal con formación específica

El documento Datos y cifras del curso 2016/2017, del Ministerio de Educación (en esta legislatura Ministerio de Educación y Formación Profesional) indicaba que un 72,9% de los alumnos de Educación Primaria pública acudían al comedor. En los últimos años el número ha ido subiendo y tus posibilidades de desarrollar tu carrera laboral con ellos también.

No bromeamos. Si eres fan de las ocurrencias de los niños y te gustaría pasar más tiempo con ellos pero no te ves castigándolos como maestro o maestra, tu destino profesional puede ser trabajar en comedores escolares. A priori parece que es un encargo que se le haría a personal no formado. Así se ha hecho en el pasado en muchas ocasiones. Sin embargo, la ciudadanía le da cada vez más importancia al cuidado de la infancia.

Y, por otra parte, crece la preocupación por contar con una nutrición adecuada durante toda la vida. Ya se han vivido muchos escándalos fruto de contratar el cátering de los colegios a empresas privadas. En este contexto, es normal que cada vez se busque más un perfil profesional que aporte garantías al acompañamiento de los pequeños.

“El doctor del futuro no tratará más al ser humano con drogas; curará y prevendrá las enfermedades con la nutrición” (Thomas Edison)

Así que no descartes tan pronto ser monitor o monitora de comedor escolar aunque primero tengas que formarte adecuadamente para conseguir el empleo. Puedes estudiar educación infantil por internet gracias a los numerosos cursos que existen. En poco tiempo darás el paso que cambiará tu vida laboral. Los padres quieren poder confiar a los más pequeños de la casa a gente con los debidos conocimientos.

 

Cuáles son las tareas de un monitor o acompañante

Seguro que te estás animando para hacer un curso de educación infantil que te permita entrar en la plantilla de una escuela o colegio en tu ciudad. Para que vayas entrando en materia, las labores de un monitor o un acompañante a la hora de la comida son variadas.

Un profesional que ejerce su tarea en un comedor no se limita a servir y recoger mesas y atender a los estudiantes cada vez que lo llamen. También está ahí en calidad de educador para inculcar a los pequeños comensales una forma de comer saludable y variado.

No solo hay que pararse en indicar que hay que hacer una dieta variada con pescados, carnes, frutas, legumbres o verduras. Además, enseñan a ingerir los alimentos con tranquilidad, a mantenerse sin peleas con los compañeros mientras se come, siguiendo unas pautas de masticar sin engullir… Toda una serie de cuestiones que ayudarán a prevenir trastornos de la alimentación en el futuro.

 

La mejor forma de trabajar en comedores escolares

Hay leyes que marcan cómo deben proceder las personas encargadas de atender a los alumnos en este servicio cada vez más demandado.

  • Hay que atender y vigilar a los niños mientras comen, pero también durante el tiempo anterior y posterior que permanecen en el comedor. Será obligación de los monitores resolver las incidencias que se produzcan en ese período.
  • Verá la estancia en el comedor como un espacio más en el que hacer una labor educativa. Hay que enseñar hábitos sociales y higiénico-sanitarios, además de cómo se usan de manera correcta los cubiertos.
  • Se ocupará de cualquier otra labor que le encargue el director del centro educativo, siempre dentro de lo que se refiere al funcionamiento del comedor.
  • Se asegurará de que se cumplan las medidas de seguridad e higiene recogidas en la normativa legal vigente.

Los cuidadores se ocuparán de desarrollar el plan de actividades educativas y recreativas aprobadas y previstas por el Consejo Escolar para el tiempo de comedor.

¿Estás acelerando el ritmo de lectura para saber más? Te queda muy poco por saber pero insistimos en que para llegar a este punto necesitas una formación específica que haga que te contraten.

 

Acatar las normas del centro educativo

Un monitor o monitora de comedor trabaja dentro de un centro educativo por lo que también tiene que acatar sus normas, iguales para el equipo de profesores y otro personal auxiliar.

Hay que aceptar las disposiciones que marque el colegio y cuidar al alumnado, poniendo especial atención en los niños más pequeños o en aquellos que tengan capacidades diferentes.

Como en varios casos después de comer seguirán las clases, se debe procurar que los alumnos no se manchen. En algunos sitios pedirán que se les acompañe a lavar los dientes. El o la acompañante conocerá los protocolos de actuación que se siguen si se produce un accidente. Socorrerán al afectado y avisarán a la familia y también a la directiva del centro.

 

¿En qué objetivos curriculares ayuda acudir a este servicio?

Es probable que a ti (en un futuro) o a cualquier monitor o monitora le aporte una satisfacción trabajar en comedores escolares. Compartirán tiempo con los niños y disfrutarán de sus divertidas conversaciones al mismo tiempo que le inculcan una formación.

Pero quedarse en el colegio a comer en lugar de ir a casa también tiene beneficios para los estudiantes. Al menos eso indican los expertos, como puedes ver en esta lista:

  • Desarrollan hábitos y actitudes saludables.
  • Llevan una dieta rica y sana.
  • Aprenden sobre el respeto, la tolerancia de las personas diferentes y el compañerismo.
  • Les ayuda a seguir con la jornada sin que esta se vea partida y sientan que vuelven a empezar otra vez las clases.
  • Colaboran con la conciliación familiar.

 

Como educador infantil puedes sacar rendimiento a tus conocimientos

Una cuestión que te hará diferenciarte de otros candidatos es contar con un título tras estudiar educación infantil. Todavía hay escuelas que no piden formación pero como la tendencia es demandarla mucho más, si realizas alguno de los cursos que te ayudamos a buscar desde Cursos.es tendrás esa fase adelantada. Además, todos los conocimientos nuevos que aprendas podrán verse aplicados en tu día a día al trabajar en un comedor escolar.

Sabrás los primeros auxilios básicos en caso de tener que actuar ante un accidente y conocerás las características evolutivas que facilitan las relaciones entre los infantes. De esta manera podrás resolver mejor los conflictos que surjan en la mesa.

También tendrás un aprendizaje previo para saber integrar a todo el grupo y serás capaz de mantener al grupo que te asignen animado dentro del respeto. Y estas son solo algunas de las herramientas que te dará el haber seguido el consejo de profesores con mucha experiencia detrás.

 

Infórmate sobre los cursos que pueden darte este empleo

Ahora sabrás que trabajar en comedores escolares es una salida laboral bonita, positiva y no está nada mal pagada. Para llegar a esa plaza que te has propuesto conseguir infórmate primero sobre algún curso de educación infantil de los que te presentamos.

¡Estarás a punto de compartir mesa con unos grandes conversadores!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;