Trabajar como auxiliar en odontología veterinaria

Odontología veterinaria - auxiliar de veterinaria

La figura del dentista veterinario es bastante nueva y todavía queda mucho por explorar y aprender en este campo. La demanda social dará impulso a la investigación porque cada vez hay más preocupación por el bienestar total de los animales. Si te encanta jugar con los perros y los gatos y darles de comer quizá la de odontología veterinaria es la especialidad laboral que andabas buscando.

Pero antes de comenzar tu carrera debes hacer algún curso de auxiliar veterinario. ¡Hablemos de ello!

 

Un campo en el que podrás realizarte investigando

Si eres un o una amante de los animales, como te decíamos es posible que te encante estudiar para ser auxiliar veterinario en odontología. Pasarás tiempo con las mascotas, por lo que la carga no será muy pesada, mientras te ganas un sueldo bastante bueno.

La odontología veterinaria es un campo de trabajo relativamente novedoso dentro de la veterinaria. Lo dicen los propios profesionales. Y eso puede incentivar más tu interés por formarte con un curso de auxiliar veterinario.

¿Por qué lo decimos? Porque una vez tengas conocimientos especializados podrás centrarte en las tareas de ayudante de dentista e investigar distintas enfermedades y tratamientos para hacer la vida más llevadera a tus futuros pacientes. Si realmente te gustan los animales, te sentirás mucho más realizado en este trabajo que en otro en el que no veas una ayuda tan real y rápida.

Es curioso que esta área de la veterinaria sea bastante novedosa porque ya antes se experimentaba con materiales y procedimientos antes de que llegasen a la clínica del dentista para las personas.

Además, parece claro que la demanda de profesionales expertos en ortodoncias y endodoncias será cada vez mayor. En la actualidad, ya vemos cómo muchas personas acuden al veterinario con sus animales de compañía porque creen que algo falla en la salud de sus bocas.

Pero ese interés porque un perro o un gato esté en las mejores condiciones posibles va a más y no se piensa en ahorrar para garantizar la comodidad y la salud de un miembro más de la familia. 

 

Las funciones del auxiliar veterinario en este campo

Según una publicación firmada por los doctores Jesús María Fernández y Marta del Campo, existe una larga lista de responsabilidades para el auxiliar veterinario dentro de la odontología. Piensa que en la mayoría de los casos atienden a felinos y canes, pero también pueden toparse con otras mascotas o pueden ser requeridos para ayudar al ganado o a los inquilinos de un centro zoológico.

  • Hacer las anotaciones correspondientes de todo el tratamiento que se le haga al paciente.
  • Preparar el plan de tratamiento y el presupuesto para el dueño del animal.
  • Gestionar las historias clínicas.
  • Informar a los propietarios de las distintas opciones para tratar a sus mascotas y los costes asociados.
  • Enseñar a los dueños cómo pueden hacer una higiene bucal correcta tanto de los canes como de los felinos.
  • Explicar qué requieren los animales después de que se les coloquen prótesis fijas.
  • Dominar las técnicas para hacer radiografías.
  • Supervisar la limpieza de la consulta y el local en general.
  • Disponer el material de lectura para la sala de espera.
  • Velar por el cuidado del equipo dental y del instrumental rotatorio.
  • Prestar ayuda en las cirugías o intervenciones menores.
  • Conocer perfectamente y saber aplicar las técnicas de aspiración de fluidos de la boca con eyector y aspirador quirúrgico. 
  • Preparar las cubetas y el resto de materiales cuando se vaya a hacer una ortodoncia o poner una prótesis fija al paciente. Y poner a punto todo lo necesario para otros tratamientos.

Estos son solo algunos ejemplos de las que podrían ser tus labores diarias si te decides a formarte en una profesión con tanto futuro como esta.

Uno de los encargos que asumen estos profesionales es el de tomar imágenes de los casos más interesantes. Es decir, de aquellos que aporten novedades para la investigación o la mejora de los tratamientos.

 

Enfermedades más habituales a tratar

¿Ya estás decidido a formarte en odontología veterinaria? Aunque todavía no tengas el temario en las manos, te podemos contar que hay algunas enfermedades básicas con las que te encontrarás a la hora de explorarle la boca a un perro o un gato.

Con el trabajo de campo irás descubriendo nuevas técnicas o dolencias diferentes a las que hay que buscar una solución. En principio te encontrarás incluso con nombres similares a los de las enfermedades humanas.

Los expertos indican que lo que se ve de manera más habitual en las clínicas son las “alteraciones periodentales” o las necesidades de recurrir a la ortodoncia. También se hacen muchas reconstrucciones por fracturas dentales que van sufriendo nuestros amigos de cuatro patas.

Según los expertos entre un 70 y un 80 por ciento de los perros y gatos van a tener algún tipo de patología en los dientes a partir de que cumplan los dos años.

Como no lo están tus futuros compañeros ahora, tú tampoco estarás solo o sola en este servicio. La especialidad requiere de muchos profesionales, sobre todo en el momento de hacer una operación. Ahí se coordinan las tareas de los anestesistas, el médico de cirugía interna, el especialista en odontología y el auxiliar veterinario. A veces también se requieren los servicios de un protésico dental.

 

Los orígenes de la especialidad

El presidente de la Sociedad Española de Odontología y Cirugía Maxilofacial Veterinaria y Experimental (Seove), Juan Ignacio Trobo, explicó en un artículo publicado en el boletín Im Veterinaria que los antecedentes de la odontología veterinaria están en 2002. Hace menos de veinte años apenas había movimiento aunque él ya se había especializado en este campo en los 90.

Trobo liga el inicio oficial de esta práctica sanitaria a la creación de la sociedad que preside. “A partir de ahí, la Asociación de Veterinarios Españoles de Pequeños Animales (Avepa) creó el grupo de trabajo de odontología veterinaria», indicó. De ese modo se hizo más habitual una atención a los animales que antes era residual.

 

Algunas recomendaciones generales

De cara al trabajo del auxiliar veterinario hay exigencias básicas como cambiar de guantes entre cada paciente, utilizar instrumental estéril o tener distintos tratamientos en la farmacia veterinaria para poder repartirlos. Los trabajadores también tienen que saber que todos los animales que vayan a ser intervenidos tienen que ser anestesiados de manera general. Se hace por vía inhalatoria.

Para reducir al máximo el riesgo de infecciones cruzadas, cuando los pacientes son gatos es adecuado usar copas de profilaxis de un único uso. Así se evita que se diseminen partículas que puedan contagiar enfermedades como el herpes virus.

De cara a los propietarios, lo más adecuado es acudir al veterinario una vez al año para que pueda hacer una revisión del estado de la boca y los dientes. El plazo es similar al que se recomienda a los humanos. 

 

¡Agárrate a tu futuro laboral con uñas y dientes!

Como habrás podido ver a lo largo del artículo, la de odontología veterinaria es una oportunidad laboral muy interesante. La demanda de expertos no deja de crecer y el trabajo está bien pagado. Lo único que te separa de ejercer es hacer algún curso de auxiliar veterinario.

En Cursos.es te mostramos algunos de los que hay en el mercado y te asesoramos gratuitamente para que encuentres el que mejor se adapte a ti. ¡No tardes, el trabajo de tus sueños te espera!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;