Cómo ser peluquero canino. Todos los pasos que debes seguir

Cómo ser peluquero canino formación

¿Te has planteado cómo ser peluquero canino? El sector de la belleza crece a un ritmo frenético y abarca nuevos espacios del mercado y de nuestra vida en sociedad. Esto no es ninguna sorpresa, y es que a todos nos gusta cuidarnos, vernos bien y sentirnos guapos y coquetos. Aunque parezca algo superficial, afrontamos el día mucho mejor si estamos bien peinados y perfumados, arreglados y dispuestos para comernos el mundo. ¿Es o no es cierto?

Pues bien, esta tarea de la presunción no es sólo aplicable a los seres humanos, y es que nuestras mascotas son cada vez más elegantes y adictas a lo beauty. Como consecuencia, los salones de belleza para mascotas abren nuevas puertas cada día y requieren por tanto, profesionales cualificados que peinen, laven, masajeen, recorten y embellezcan todavía más a nuestros peluditos. Hoy te desvelamos cómo ser peluquero canino y cuáles son los pasos que debes seguir sí o sí para no perderte en el camino y llegar a tu meta. ¡Vamos allá!

 

El peluquero canino es un profesional formado

Si eres un amante de los animales seguro que en alguna ocasión te has planteado trabajar en su cuidado. Además de la veterinaria, existe otra salida laboral que está en auge y te permitirá combinar tu amor por los perros con la mayor de las creatividades: la peluquería canina.

Corta aquí, desenreda allá, peina, perfila barbas, recorta mechones, crea peinados y tendencias y un largo etc de posibilidades que podrás ir desarrollando si decides profesionalizarte en este, porque no decirlo, bonito y peculiar mundillo.

Vas a tratar con seres vivos que serán tan exigentes o más que sus dueños, así que lo primero es que te formes como profesional con un curso de peluquería canina y que tus conocimientos sean avalados por un título. Después, además de servirte para ejercer la profesión de la manera más legal y honrada posible, podrás colgarlo en tu saloncito de belleza y sentirte orgulloso cada vez que lo mires.

En Cursos.es trabajamos con los mejores profesionales del sector y ponemos a tu disposición infinidad de cursos de peluquería canina, sólo tienes que elegir el que mejor se adapte a tu situación y preferencias y echarle muchas ganas e ilusión.

A día de hoy no existe una titulación oficial para estudiar peluquería canina, sin embargo, cada vez son más los cursos especializados destinados a formar profesionales de este ámbito.

Estos cursos son muchos y muy variados, entre la oferta formativa podrás encontrar:

  • Cursos especializados de peluquería canina. Estos cursos ofrecen una formación completa que prepara al alumnado para trabajar como peluqueros caninos profesionales.
  • Cursos de auxiliar de peluquería canina. Estos cursos están orientados a aprender a realizar tareas propias del asistente del peluquero, por lo que no te preparan para trabajar sin supervisión.
  • Cursos de especialización en razas concretas. Estos cursos están pensados para personas que ya cuentan con conocimientos generales de peluquería canina y que desean ir un paso más allá.

 

Habilidades del peluquero canino

Además de los estudios imprescindibles que te certifiquen como profesional y que te aporten los conocimientos teóricos y prácticos precisos, es necesario que desarrolles una serie de cualidades y habilidades si quieres tener éxito en esta profesión y sobre todo, ser feliz haciendo tu trabajo.

 

Conoce la salud y la anatomía de los animales

Los cursos de peluquería canina no sólo tratan técnicas de corte o belleza para canes, sino que parte de su programa formativo incide en aspectos básicos de salud y biología. Tal vez creas que esto no tiene nada que ver con la peluquería, pero conocer bien su fisionomía es importante para infinidad de aspectos: saber qué cantidad de pelo hay que cortar, donde no hay que cortarlo para no causar problemas de salud, conocer el corte que necesita cada raza…etc.

 

La paciencia, ¡ese gran don!

Al igual que ocurre con las personas, no todos los animales se comportan del mismo modo. De igual forma, cada mascota tendrá un tipo y cantidad de pelo determinados y a veces saldrás más tarde de lo previsto. Tendrás que tener paciencia, calma y sosiego para que tus clientes salgan contentos con el trabajo realizado y que no se vayan con el peluquero de enfrente porque les has metido un tijeretazo con las prisas.

 

Aprende a dominar y calmar a los animales

Es por todo sabido que los peluqueros siempre han sido un poco psicólogos, y es que el que más y el que menos ha contado su vida mientras le hacían las mechas. Pues bien, el peluquero canino también deberá desarrollar su empatía y sus dotes de escucha y comprensión para con sus peludos clientes. Hay animales muy nerviosos que pueden sufrir ansiedad al verse expuestos a un baño y una sesión de peluquería. Otros pueden incluso responder de forma defensiva, intentando morder o escaparse. Tienes que saber cómo tranquilizarlos y hacer que se sientan cómodos.

 

Don de gentes y de perros

Tu trabajo será doble, ya que tendrás que conectar con el dueño y con el animal para poder hacer un buen trabajo. Pregunta al propietario acerca de su mascota, si necesita algún cuidado especial, si sufre de alguna enfermedad o afección que afecte a su piel y/o pelo…

Cuanto más te comuniques con el cliente, más cómodo se sentirá y más posibilidades tendrás de que opte por volver a llamarte cada vez que requiera el mismo servicio.

 

Amar a los animales por encima de todas las cosas

Este es el mandamiento supremo de la profesión, nunca lo olvides. Vas a pasar tu jornada laboral rodeado de animales, así que debes sentir un gran amor hacia ellos. Quererlos, entenderlos, disfrutar con ellos y que ellos disfruten contigo.

 

Los pasos que debes seguir para ser peluquero canino son sencillos y casi evidentes: formarte, elegir el curso en peluquería canina que más se adapte a tus circunstancias y situación personal y desarrollar una serie de cualidades precisas para trabajar con mascotas. No sólo serás un profesional en peluquería y estética para animales, y al margen de que puedas especializarte en razas o técnicas concretas, serás un gran aliado de la salud, belleza y bienestar integral de todos los clientes perrunos que acudan a ti. Te explicamos los porqués a continuación.

Mi perro es un presumido: beneficios de la peluquería canina

  • Evita infecciones cutáneas e infestaciones por parásitos.
  • Garantiza una correcta higiene.
  • Evita reacciones alérgicas a productos inadecuados.
  • Controla el pelo muerto, evitando que acabe en el aparato digestivo del animal.
  • Previenen problemas de salud, ya que el peluquero canino puede detectar indicios de patologías, de problemas psicológicos y heridas.
  • Una sesión de baño puede ser muy relajante para las mascotas.
  • Evita golpes de calor.

Ahora que ya sabes cómo ser peluquero canino y todo lo que podrás hacer por tu futura clientela, sólo tienes que llenarte de valor, ganas e ilusión para llamarnos y elegir el curso de peluquería canina que más te guste. Sacaremos el máximo provecho a tu talento creativo y te convertirás en todo un profesional cotizado. El ladrido a ladrido funciona, y si un cliente se va contento con tu labor, otro nuevo vendrá. ¡Haz la prueba!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;