Higiene dental para perros

Higiene dental para perros - consejos

¿Son nuestras mascotas cada vez más presumidas y aseadas? ¿Se nos está yendo de las manos el tema de los cuidados de belleza con perros, gatos, caballos y todo animal que pueda ser peinado? La respuesta, por si lo dudabas, es no.

Todos los tratamientos estéticos y cuidados a los que sometemos a nuestras mascotas van mucho más allá de su aspecto físico, son una cuestión de salud y de lograr el máximo bienestar del animal. Hoy hablaremos, en concreto, de la higiene dental para perros. ¡Presta mucha atención!

 

Importancia de la higiene dental para perros

La higiene dental es importantísima y ya no sólo en humanos, sino que nuestras mascotas también pueden sufrir de mal aliento, el sarro, y el deterioro de sus piezas dentales. Además, realizar a nuestra mascota una completa higiene dental prevendrá enfermedades renales, hepáticas y cardíacas en el animal.

En nuestras manos está el prevenir sus dolores al masticar un hueso, evitar trastornos en la digestión alimenticia, alteraciones en las válvulas del corazón o problemas cardíacos, infecciones que podrían ser realmente graves en órganos como los riñones, o evitar el mal aliento consecuencia de la infección bucal.

El descuido y la falta de atención hacia la salud dental de nuestras mascotas puede traer consecuencias fatales. La mayoría de los veterinarios recomiendan realizar una limpieza en boca a partir de los 8 años y, posteriormente cada 2, dependiendo del criterio del facultativo y del estado en que se encuentre la boca del animal.

 

¿Cómo lavar los dientes de nuestro perro?

Hay que asegurarse de que los perros aprendan a disfrutar de la experiencia del cepillado dental, y para ello es necesario que nosotros, sus compañeros humanos, les ayudemos a verlo como algo divertido o como mínimo llevadero.

Al principio no nos quedará otro remedio que armarnos de paciencia, pero, ¿que no merecen ellos, que nos brindan su cariño incondicional y permanecen fieles a nuestro lado toda su vida? Unos minutos de dedicación para el cepillado dental, risas y diversión asegurada, en cuanto se acostumbren, ¡les encantará!

 

¡Hola, pasta de dientes!

Vamos por partes, lo primero es el contacto con el sabor de la pasta de dientes. Puede que aquí aparezcan las primeras negativas por parte de nuestro perro, para ello es recomendable lavarse las manos y poner un poco de pasta de dientes (a poder ser que no sea de clorofila o de sabores fuertes) en el dedo índice.

El perro lamerá la pasta de dientes de nuestro dedo con seguridad absoluta, les encanta probar todo lo que les damos, les encanta comer, y les encanta rechupetearnos a nosotros. Es importante repetirlo varias veces.

 

Pasta dental dentro de la boca

Debemos introducir nuestro dedo índice pringado de pasta dental muy suavemente en la boca del perro y deslizarlo por la superficie de los dientes y las encías y repetirlo varias veces hasta que le resulte familiar.

 

¡Ahora viene el cepillo!

Como es lógico, para una correcta higiene dental para perros necesitamos de un artilugio que nos permita frotar los dientes del can, es decir, un cepillo dental. El primer paso es dejar que el perro lama un poco de pasta del cepillo, después, sujetaremos despacito su hocico para que deje de lamer.

La técnica es sencilla: cepillar suavemente sólo los colmillos, con movimientos verticales y con el cepillo de dientes hacia la línea de la encía, llevar el cepillo desde la encía hasta el extremo del diente. Después cepillamos los caninos con movimientos verticales y los dientes posteriores a los caninos realizando un movimiento circular. Siempre llegando al punto en el que nuestro perro se sienta cómodo, claro está.

Ya con la boca del perro cerrada y con suavidad levantamos el labio superior, con el índice y el pulgar rodeando el hocico, para descubrir los dientes incisivos. Muchos perros son sensibles y pueden estornudar cuando se les cepillan los dientes incisivos. Gradualmente, aumentaremos el tiempo de duración del cepillado y cepillaremos siempre ambos lados de la boca y todos los dientes de animal. Para una protección máxima, hay que cepillar los dientes todos los días.

 

Juguetes dentales y buena alimentación

Una buena alimentación es fundamental para mantener los dientes de nuestro perro en perfecto estado de salud. A la hora de premiarles con un snack, es ideal buscarlos con propiedades específicas para la salud de sus dientes. También podemos añadir un complemento antisarro en el agua de su bebedero.

No podemos olvidarnos de los juguetes dentales. Estos además de entretenerles y divertirles son saludables. No solo porque favorecen que su mascota haga ejercicio físico o desarrolle su capacidad mental; sino también porque mantienen sus encías y dientes en buen estado.

Optar por la dieta seca (croquetas de pienso), en lugar de alimentar a nuestro perro con comida enlatada, es otro favor que podemos hacer a la dentadura de nuestro perro. El frotamiento que producen las bolas de pienso contra los dientes ayuda a prevenir la formación de sarro y placa bacteriana. Pero ese gesto no es, por supuesto, ningún sustitutivo de una buena higiene bucal.

Algunos aperitivos caninos con forma de hueso, o juguetes fabricados con caucho natural o nylon son perfectos para limpiar los dientes del perro y que, a la vez, masajean las encías del animal mientras desprenden algún sabor agradable.

 

Consejos para la higiene bucal de nuestros perros

  • Revisar la dentadura del perro una vez a la semana y, cada seis meses, visitar al veterinario para una exploración más exhaustiva.
  • Cepillar los dientes del animal con un cepillo específico de cerdas blandas; no usar nunca dentífrico de personas, puede resultar tóxico para el perro.
  • Las razas pequeñas son más propensas a desarrollar sarro y placa bacteriana, así como la Boxer, el Chiuaua o el Maltés.
  • Optar por una dieta seca, ya que contribuye al buen mantenimiento de la salud dental del perro.
  • Hay productos específicos para combatir el sarro, como snacks o juguetes de caucho o nylon.
  • Comenzar desde que son cachorros para facilitar que el can se habitúe al cuidado de los dientes.

Recuerda que la prevención es la mejor arma para que el animal llegue a la vejez con los dientes y las encías sanos, y nosotros podemos ayudarles con nuestra atención y nuestros cuidados diarios de aseo e higiene. El objetivo, como hemos reiterado, es el bienestar de nuestras mascotas, que tengan una vida plena y saludable.

¿Quieres contribuir de forma activa y hacer que cientos de perros puedan vivir más sanos y felices? Si realizas un curso de peluquería canina aprenderás todo lo necesario sobre técnicas de higiene dental para perros, aseo y belleza, peluquería y un sinfín de tratamientos perrunos. ¡No esperes más y fórmate! Tu profesión será gratificante y divertida, sin olvidar que tus clientes serán los más fieles de este mundo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;