Historia de la Farmacia y la Parafarmacia

historia de la farmacia

¿Te gustaría trabajar detrás de un mostrador con bata blanca y despachar medicamentos? ¿En un laboratorio? ¿Te sientes plenamente identificado con la figura del boticario? Estás de enhorabuena, hoy conocerás todos los secretos de la historia de la farmacia y la parafarmacia. Recordarte que para poder acceder a esta profesión debes formarte y realizar un completo curso en auxiliar de farmacia y parafarmacia. ¡Lee atentamente!

 

Farmacia y parafarmacia: juntas pero no revueltas

A pesar de que en apariencia nos parezcan idénticas, lo cierto es que existen diferencias entre la farmacia y la parafarmacia.

La farmacia es el lugar en el que se preparan, conservan, presentan y dispensan medicamentos. Así como el asesoramiento del uso de estos.

Por su parte, la parafarmacia por su parte es la preparación y dispensación de productos medicinales que no son medicamentos. Se venden todo tipo de productos que no necesitan receta médica para su adquisición, excepto aquellos que sean expedidos por profesionales específicos que requieren de un cierto control.

Hecha esta sutil diferencia, lo cierto es que puedes realizar tu labor profesional como auxiliar en ambas siempre y cuando te formes para ello y un curso de auxiliar de farmacia y parafarmacia te avale para ejercer. Eso sí, ten en cuenta que en la farmacia necesitarás la supervisión de un farmacéutico colegiado mientras que en la parafarmacia no es necesario.

 

Evolución de la parafarmacia

Seguro que ya sabes que la historia de la farmacia ha evolucionado mucho, pasando de ser una profesión artesanal hasta convertirse en una ciencia después de la revolución industrial.

En la actualidad, los medicamento que podemos adquirir en una farmacia son siempre de descubrimientos después del siglo XVII, ya que todos fármacos que datan de fechas anteriores tienen prohibida su venta.

Podríamos decir que la farmacia se ha convertido en uno de los sectores más importantes de la actualidad, cuyas, patentes son propiedad de las empresas farmacéuticas.

Los consumidores deberíamos interesarnos más científicamente por los compuestos de cada fármaco, y de sus propiedades fisiológicas, para poder elegir con buen criterio y no dejarnos convencer por los anuncios farmacéuticos.

 

Historia de la farmacia

El origen de la farmacia como ciencia independiente se remonta al primer tercio del siglo XIX y siempre ha ido de la mano de la medicina, desde la antigüedad clásica hasta la actualidad.

 

Antigüedad

Antiguamente, a las personas que trataban los problemas de salud recibían el nombre de chamán, curandero, brujo, hechicero o cualquier término similar. Sus funciones sanadoras iban desde la preparación de ungüentos y curas, cirugías o danzas para ahuyentar los malos espíritus. Prácticas que, con el paso del tiempo, se fueron separando.

 

India

En la India se desarrolló la medicina Ayurveda que sigue utilizándose actualmente. Utilizaban el cannabis como medicamento o la coloquíntida. El libro Susruta samjitá (escrito en el siglo VI a. C.) describe remedios vegetales (reúne hasta 700 plantas), minerales y animales para uso medicinal.

 

Egipto

La mitología egipcia cuenta que la diosa Isis cultivaba plantas medicinales y que transmitió a sus hijos, los dioses Horus y Anubis, sus conocimientos, convirtiéndose ambos en los “farmacéuticos” de la población.

La medicina y la farmacia se enseñaban a los sacerdotes, quienes preparaban y almacenaban los medicamentos.

 

Grecia

En la mitología griega encontramos a Hecate o Pharmakis, diosa de la magia y experta en plantas medicinales; Apolo y Artemis, quienes poseían poderes curativos; Asclepios, dios médico que transmitió sus conocimientos a sus hijas, entre las que destacan Hygea (personificación de la salud y la higiene y origen de la copa y la serpiente símbolo de esta profesión) y Panacea (a la que se asocia con los remedios infalibles).

Medicamenta non mella: ‘los medicamentos no son miel’.

 

En la Edad Media

Destaca la aportación de los musulmanes, que introducen en España conceptos puramente farmacéuticos, como la destilación o los albarelos: los típicos recipientes utilizados en farmacia para guardar cualquier extracto, tanto vegetal como animal, usado para preparar medicamentos.

 

En los siglos XVII y XVIII

En esta época el farmacéutico se dedica a descubrir y estudiar, desde un aspecto químico, nuevos fármacos.

 

En el siglo XIX

Se vuelve obligatoria la colegiación de los farmacéuticos en España. En esa época apenas se licenciaban 300 personas en Farmacia. Se hacen grandes avances en medicina que permitieron también evolucionar a la farmacia: aparecen infinidad de fármacos y tecnologías que permiten preparar los medicamentos con nuevas formas farmacéuticas, como cápsulas o inyectables.

 

Hasta la primera mitad del siglo XX

Los farmacéuticos se dedican principalmente a elaborar fórmulas magistrales a medida que los médicos prescriben. Hacia la segunda mitad, la producción industrial despega y el sector farmacéutico experimenta un gran desarrollo, asemejándose más a lo que conocemos hoy en día.

Aparecen muchos medicamentos de uso común, como los antibióticos de uso oral, los antihistamínicos o los anestésicos.

 

Actualmente, y como resultado de esta fascinante evolución histórica de la farmacia y la parafarmacia, el sector supone el 18,2 por ciento del total de 416.058 millones de euros totales que ha ejecutado la industria española.

El sector farmacéutico es el segundo sector más importante por detrás de la Alimentación, bebidas y tabaco (con un 22,5 por ciento del total).

 

Cómo ves, la historia de la farmacia y la parafarmacia es una bella historia de descubrimientos y avances beneficiosos para la salud del ser humano, ayudando sobre todo, a mejorar nuestra esperanza y calidad de vida.

El auxiliar de farmacia debe ser capaz de llevar a cabo la preparación de medicamentos bajo la supervisión del farmacéutico, esto puede implicar la medición de líquidos, selección de envases o frascos o creación de etiquetas con prescripción.

¿Te gusta este mundillo? No lo pienses más y busca tu curso de auxiliar de farmacia y parafarmacia, podrás trabajar tanto en la empresa privada como en el sector público y serás un reconocido profesional que, en su labor diaria, ayuda a personas con problemas de salud haciendo sus vidas mucho más fáciles. ¡Llámanos y te informamos de todo!