Trabajo como entrenador personal: una profesión en crecimiento

trabajo como entrenador personal

Cada día son más las personas que deciden cuidar no sólo su aspecto físico, sino también su salud. El auge de la vida fitness, los apasionados del “gym” y los nuevos hábitos de consumo de alimentos bio o saludables traen como consecuencia el crecimiento de un sector que ha despegado en los últimos años. Si tú también eres un amante del deporte seguro que este post te cautivará, hablaremos del trabajo como entrenador personal, una profesión en crecimiento con la que tú también puedes crecer.

 

El Personal Trainer, ¿qué hace?

Seguro que alguno de tus amigos, vecinos o conocidos tiene un personal trainer, o mejor dicho, contrata los servicios del mismo. Y es que como te comentábamos al principio de este artículo la el trabajo como entrenador personal es una profesión en crecimiento que genera muchas oportunidades de empleo.

El Personal Trainer, a pesar de lo chic que pueda sonar en inglés, es un profesional de deporte y el fitness con una formación que le avala. Existen varias especialidades dentro del deporte que puedes realizar, pero lo más común es elegir un buen curso de entrenador personal.

El personal trainer prescribe ejercicios, motiva y fija metas de forma individualizada, teniendo en cuenta las condiciones físicas y los objetivos de cada uno de sus clientes.

Al entrenar a sus alumnos o clientes de forma individualizada puede lograr un mejor desarrollo y adaptarse a las necesidades específicas de cada persona que entrene.

El trabajo como entrenador personal  ha sido considerado como uno de los 10 mejores servicios de actividad física para este siglo en las predicciones publicadas por el American Council on Exercise (ACE).

El éxito del entrenamiento personal se debe, sobre todo, a los beneficios y satisfacción obtenidos por el trato personalizado a cada cliente y, porque además, contribuye a mejorar la gestión de los centros y sus resultados económicos de forma notable.

 

Objetivo del entrenamiento personal

El trabajo como entrenador personal está orientado a ofrecer a cada cliente todos los recursos, tiempo y tecnología por parte de un profesional titulado.  La finalidad no es otra que el alumno o cliente alcance los mejores resultados posibles en el menor tiempo, siempre de una forma segura y efectiva minimizando riesgos.

El entrenador personal debe diseñar y seguir de forma adecuada el asesoramiento físico de sus clientes con el objetivo final de conseguir mejorar la condición física de la persona, así como su capacidad cardiaca y respiratoria y su estado general de salud.

 

Entrenamiento personalizado

La clave diferencial del entrenamiento personal reside en que está adaptado a las condiciones y objetivos de cada persona. Estudios como La efectividad del Entrenamiento Personal en el Cambio de Actitud hacia la Actividad Física, han demostrado la mayor eficacia de esta opción deportiva con respecto al entrenamiento por libre, sobre todo en las mujeres.

Otro punto destacable es la gran cantidad de tiempo que podemos ahorrar si contratamos a un profesional deportivo, ya que este marcará las pautas y nos instruirá para ejecutar ejercicios de forma correcta y eficaz; y por nuestra cuenta probablemente lo hagamos de forma inadecuada ya que no somos profesionales en la materia.

Si buscas trabajo como entrenador personal es importante que cuentes con una formación específica. Esta será la garantía de tus conocimientos y competencias para asegurar entrenamientos de calidad. Las habilidades sociales y comunicativas también son imprescindibles, porque un entrenador personal es como un coach.

 

Funciones del personal trainer

El trabajo como entrenador personal parte de realizar un examen físico a su cliente, a partir del cual se configurará un programa de entrenamiento basado en el tiempo que disponga la persona que vaya a llevarlo a cabo, y los objetivos que quiera alcanzar: como perder peso, la definición y tonificación muscular, el mantenimiento, etcétera.

En función de los progresos de la persona, el plan de entrenamiento irá variando y orientándose a nuevos objetivos, siempre adaptados a las necesidades del cliente.

La figura del entrenador personal, además de su pasión por el deporte, ha de ser la de una persona con formación específica en este ámbito, ya que tendrá la responsabilidad de entrenar, orientar y enseñar pautas y ejercicios físicos a los alumnos que se pongan en sus manos.

Puedes estudiar una titulación universitaria en INEF o bien un FP en TAFAD. Además de las titulaciones oficiales, existen cursos especializados en entrenamiento personalizado con prácticas en instalaciones deportivas como el Curso de Personal Trainer. Si a mayores estás titulado en el área sanitaria, realizarás mejor tu trabajo como entrenador personal, de forma más completa y profesional, no olvidemos que el deporte también es salud.

 

Qué estudiar para ser Entrenador Personal

  • Licenciatura en Actividades y Deportes Ciencia Física.
  • Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.
  • Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas.
  • Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva.
  • Curso especializado en Personal Trainer (Diploma de Personal Training y Nutrición Deportiva)
  • Titulación en área sanitaria más Curso de Personal Trainer.

Además de formarte y conseguir la titulación que te acredite como Entrenador Personal, es importante que tengas en cuenta una serie de requisitos o habilidades que deberás desarrollar cuando ejerzas tu profesión.

 

Cualidades del Personal Trainer

Presencia y positividad

No olvides que tratarás con personas a las que tendrás que motivar, y por ello es muy importante derrochar buena imagen y positividad para predicar con el ejemplo. Fuera de los estereotipos, un profesional del deporte tendrá un aspecto atlético y cuidado, ha de ser positivo y ejercer su trabajo con alegría, ya que su objetivo es conseguir el bienestar físico y también mental de sus clientes. El deporte es la mejor vía para segregar hormonas relacionadas con la felicidad y el buen humor, y el entrenador personal ha de ser la mejor muestra de ello.

 

Inteligencia Emocional

El entrenador personal tendrá que conectar con el cliente en todas sus dimensiones, incluida la psicológica. Por ello, el profesional del deporte tendrá que poner en práctica su inteligencia emocional: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones.

Si buscas trabajo como entrenador personal y quieres optar a esta profesión en crecimiento, recuerda que es imprescindible que realices un Curso de Entrenador Personal. El trabajo duro tarde o temprano tiene su recompensa, integrarás tus conocimientos los llevarás a la práctica real del día a día, ¡ayudando a otras personas a sentirse mejor y a mejorar sus vidas!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;